Viernes, 21 de agosto de 2015

A los dioses no les molestaban los ateos, siempre que fueran ateos profundos, apasionados e intensos, porque aquellos ateos se pasaban la vida no creyendo y odiando a los dioses por no existir. Esa clase de ateísmo era una roca. De hecho, casi era fe.

Dioses Menores, de Terry Pratchett

Publicado por darthseid @ 16:14  | Citas

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios