Lunes, 06 de agosto de 2012

De que alguien se encuentre o no católico. De que Dios nos tenga que coger a todos confesados cuando pasa algo malo. De que se tengan que hacer las cosas como Dios manda. De que esperemos llevar algo a cabo si Dios quiere. De que cuando surgen problemas se diga "¡Dios mío!". De que pagar religiosamente signifique simplemente pagar. De que de algo que no tiene vuelta se diga que va a misa. De que se utilice la expresión "Dios dirá" en vez de la de "ya veremos". De que la gente se crea todas las mentiras que la Iglesia se ha inventado.

Lorenzo Mourente Castro (Pontevedra)

 

De que, seguramente, me convertiré en todo lo que ahora odio. por culpa de una sociedad que está engañándose a sí misma.

Luis Felipe Alonso (Salamanca)

 

De que cada vez que me engancho a una serie de televisión la corten en seco para, en el mejor de los casos, reponerla desde el primer capítulo. Y, sobre todo, de que Angela Chase esté colada por Jordan Catalano, cuando está claro que Brian Cracoff es un verdadero encanto, pero qué puedo hacer, "Es mi vida" y la echo de menos.

Leticia Morate Martínez (Valladolid)

 

De que mi hija, que durante su vida intrauterina escuchó a Mozart, en sus tiernos primeros años a Vivaldi y Händel la acompañaron en sus ratos de juego, que bailó con Vanesa Paradis, Carole King, Rolling Stones y Los Ronaldos, nos pida ahora, que va a cumplir cinco años, un disco de las Spice Girls y Backstreet Boys.

Cristina Izaguirre (Valladolid)

 

De que el día tenga 24 horas. De que las estrellas sean bolas de gas. De que haya miradas ambiguas. De que se sueñe por las noches. De que dos y dos sean cuatro. De que antes de empezar a luchar se dé todo por perdido. De que la gente olvide sus ilusiones.

Marta Cáceres Díez (Zaragoza)

 

De un sujeto llamado Alejandro Amenábar, que no tuvo bastante con procurarnos una película oportunista, torpe y redundante como "Tesis", sino que ahora nos presenta "Abre los ojos", en la que, más que plagiar, expolia la obra de Philip K. Dick en general y su libro "Ubik", sin reconocerlo siquiera, y de la forma más zafia, onanista, inútil y reiterativa posible.

José Santiago Aguilar Sutil (Jaén)


Publicado por darthseid @ 11:39  | La Palabra en el Muro

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios