S?bado, 26 de noviembre de 2011

— ¡Bagazo! —exclamó Kote con profundo alivio—. Eso es, el bagazo. ¿Qué hace la gente con él, después de extraer el zumo?

— Con el bagazo de uva se puede hacer un vino flojo —contestó Cronista—. O aceite, pero para eso necesitas mucha cantidad. Pero el bagazo de manzana no sirve para gran cosa. Puedes usarlo como fertilizante o mantillo, pero no es muy bueno. La gente se lo echa como alimento al ganado.

Kote asintió con aire pensativo.

— No pensaba que lo tiraran sin más. Por aquí lo aprovechan todo de una forma u otra. Bagazo. —Hablaba como si saboreara la palabra—. Es algo que me tenía preocupado desde hace dos años.

— En el pueblo cualquiera habría podido decírtelo —replicó Cronista, desconcertado.

— Si es algo que sabe todo el mundo, no puedo permitirme el lujo de preguntarlo —dijo el posadero frunciendo el entrecejo.

El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss

Publicado por darthseid @ 13:02  | Citas

Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Zabu

S?bado, 26 de noviembre de 2011 | 16:35

Jooooooooo, qué ganitas de empezar a leer el segundo...