Viernes, 10 de junio de 2011

"Ayer, un chaval que roza los 30 a?os, magnificamente preparado y con ganas de comerse el mundo, aunque sin saber d?nde est? el primer bocado del primer trabajo, dec?a que si quienes tienen que organizar la reforma laboral se quedaran sin cobrar siquiera dos meses, todo se acelerar?a, pero no es lo mismo dormir con el sueldo asegurado que amanecer sin saber para d?nde tirar. El tiempo, ese amigo o ese enemigo, seg?n estemos colocados. Necesitan un mundo para decidir, para negociar un convenio, porque cuando las trabas no las pone uno, las ponen dos. Y mientras, un paisaje de parados aguarda la hora de las decisiones, siempre tan tard?as. Negocian, sobre todo, su estabilidad, y a partir de ah?, lo dem?s. Y lo dem?s es ya un pa?s de desesperados. A este paso, los indignados vamos a ser todos, por lo que nos toca a nosotros o por lo que salpica a la familia. Y encima viene Bruselas a darnos coles de su vida, que si el IVA, que si la gasolina, que si la luz. El pepino nos va a parecer dulce si lo comparamos con lo que vendr?. Aqu? nadie viene y dice c?mo, d?nde, cu?ndo... La oposici?n tiene un plan pero no puede desarrollarlo. Y el que puede, Rubalcaba, que dice que lo tiene, no s? a qu? est? esperando. Tendr?amos que cambiar los turnos, y que esperaran ellos para cobrar a que trabajaramos todos. El pie que pisa nunca se queja. Cambien el pie para que se hagan cargo. Y si encima nos van a fustigar con nuevas subidas, sepan que ya Espa?a no tiene carnes donde flagelarla y ser?a darle latigazos a una canina. Siguen ah?, sindicatos por un lado, empresarios por otro, el gobierno por el suyo, la oposici?n aguardando con prisa, y un pa?s de parados y desencantados a ver qu? deciden entre todos, si muerte lenta o tratamiento para que el enfermo siga aguantando. Y, adem?s, las deudas de los ayuntamientos y las comunidades aut?nomas. Por favor, ?aqu? hay alguien que no deba? ?a quien pedimos? Nos est? saliendo ahora la pena de comprobar tras la compra con tarjeta en las rebajas que no ten?amos dinero ni para comprar en las rebajas. Vamos, ni para pesarnos. Me quedo con lo que dijo el chaval, 'Pongan el hambre y la desesperaci?n en quienes tienen que decidir. Si quieren que arreglen el aire acondicionado en la oficina, procuren que falle el del despacho del director'."

Antonio Garc?a Barbeito, Herrera en la Onda (08/jun/2011)


Publicado por darthseid @ 15:37  | Citas

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios