S?bado, 12 de abril de 2008

Hubo una vez una chica que durante siete a?os no pudo ver a su madre. Ella llevaba como vestido una armadura y siempre le dec?an: cuando esa armadura est? gastada por el uso encontrar?s a tu madre. Y entonces ella la restregaba cada vez m?s contra la pared para que se estropeara. Y por fin, la armadura se estrope?. Y ella compr? pan, leche, queso y mantequilla. Quer?a llev?rselo a su mam? que hacia siete a?os que no la ve?a. Su mam? viv?a en una casita en un bosque muy oscuro, muy oscuro.

Cuando caminaba por el bosque se encontr? con un lobo. El lobo le dijo: "?Qu? llevas en la cestita?"

Y ella contest?: "Pan, queso, leche y mantequilla. Es para mi mam?."

El lobo le dijo: "Yo quiero un poco de eso."

Y ella le contest?: "Es un regalo para mi mam?."

Despu?s el lobo le pregunt?: "?Qu? camino prefieres? ?El de las agujas, o el de los alfileres?"

La chica contest?: "Ir? por el camino de los alfileres."

Entonces, el lobo fue por el camino de las agujas y se comi? a su mam?. Despu?s la chica lleg? a la casa y dijo: "Mam?, abre la puerta."

"Empuja la puerta, no est? cerrada con llave.", respondi? el lobo. Pero no pudo abrir la puerta, entonces la chica pas? por un agujero y entr? en la casa.

"Mam?, tengo hambre."

"Dentro de la alacena hay carne."

Era la carne de su madre que hab?a matado el lobo.

Un gato grande sali? de la alacena y dijo: "Te est?s comiendo la carne de tu madre."

"Mam?, dice el gato que ha salido de la alacena que estoy comiendo tu carne. ?Es verdad, mam??"

"Es mentira, t?rale el cestito a ese gato."

Despu?s de comer la carne tuvo mucha sed.

"Mam?, tengo sed."

"Dentro del c?ntaro hay vino, b?belo."

Entonces se acerc? un pajarito y se pos? en la chimenea y dijo:

"Te est?s bebiendo la sangre de tu madre. ?Es sangre de tu madre!"

"Mam?, el pajarito que est? en la chimenea dice que estoy bebiendo tu sangre. ?Es verdad, mam??"

"T?rale la caperuza roja a ese pajarito."

Despu?s de comer carne y beber vino le dijo a su madre: "Mam?, estoy cansada, tengo mucho sue?o."

"Ven conmigo y descansa."

Cuando la chica se quit? la ropa y se acerc? a la cama, la madre estaba cubri?ndose la cara con la caperuza. Su postura era extra?a mientras dorm?a.

"Mam?, ?qu? orejas m?s grandes tienes!"

"Para o?rte mejor, ni?a m?a."

"Mam?, ?qu? ojos m?s grandes tienes!"

"Para verte mejor, preciosa."

"Mam?, ?qu? u?as m?s grandes tienes!"

"Para agarrarte mejor, querida ni?a m?a."

"Mam?, ?qu? dientes m?s grandes tienes!"

"Es para comerte mejor."

Y entonces el lobo se comi? a Caperucita Roja.

?

extra?da de Jin-Roh (1998), de Mamoru Oshi

Publicado por darthseid @ 13:39  | Relatos

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios