Lunes, 19 de febrero de 2007
(---o---) contin?a (---o---)

Pens? entonces que pod?a ser la sombra de un ave. Las sombras de las aves son cambiantes y esquivas, parec?an tener una personalidad propia, como ella. As? que le pregunt? a un p?jaro si pod?a ser su sombra. El p?jaro no lo sab?a. Ni siquiera se hab?a dado cuenta de que ten?a tres sombras. Los p?jaros no se fijan mucho en esas cosas. De modo que la Sombra fue a ver al Amo del Viento. Ten?a miedo, pero le hab?an dicho que el Amo del Viento era un tipo simp?tico. Cuando la vi?, el Amo del Viento se burl? de ella. "?Eres tan poca cosa! -le dijo- ?S?lo una sombra, no eres nada, nada importante! ?Y te has atrevido a presentarte ante m?! Ah, s?, eres muy graciosa..." El Amo del Viento segu?a ri?ndose cuando la Sombra se fue de all?. Tampoco volvi? a hablar con los p?jaros.

Se dijo que los soles eran los responsables de todo aquello. Ellos creaban las sombras de las cosas y hab?an decidido que s?lo eran tres. Quiz? ellos pudieran darle nombre o decirle de qu? manera podr?a ser como las otras sombras.

Pero los soles le dijeron que deb?a hablar con el Amo de los Soles, el m?s poderoso y temible de todos. Y la Sombra Sin Nombre se present? ante ?l.

Nada m?s verla, el Amo de los Soles mont? en c?lera. "?Basura, basura! ?Qu? est?s haciendo aqu??" Trat? de aplastar a la Sombra con su fuego abrasador, pero la Sombra escap?. Y desde aquel d?a, dej? de salir a la luz de los soles.

Una noche habl? con las lunas. Las lunas tambi?n produc?an sombras, no tan n?tidas como las sombras diurnas, pero s? m?s bonitas. Las lunas le dijeron que hablara con el Amo de las Estrellas. La Sombra Sin Nombre estaba cansada, pero no sab?a que otra cosa hacer.

El Amo de las Estrellas no le grit? ni le insult?. Se limit? a mirarla y a escucharla. "Yo no quiero ser una Sombra Sin Nombre -dijo ella-. Si soy la sombra de algo, quiero saber de d?nde procedo, y por qu? no estoy unida a ese algo, como todas las dem?s sombras."

"Ah -dijo el Amo de las Estrellas-, ?no lo entiendes? Eres la Sombra del Amo de la Monta?a, del Amo del Bosque, del Amo del Mar; eres la Sombra del Amo del Viento, del Amo de los Soles y del Amo de las Estrellas. Pero los Amos no debemos tener sombras, y por eso, t? no debes existir."

(---o---) contin?a (---o---)

Publicado por darthseid @ 17:20  | Relatos

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios