Jueves, 30 de noviembre de 2006
(---o---) contin?a (---o---)

Y por fin me detengo en el escenario, de pie. La melod?a es ahora triunfalista y sugerente a un tiempo. La audiencia tambi?n est? exhausta y me mira fijamente intrigada por el cambio brusco de la m?sica.
SONRIO. Este es el momento. Poco a poco, me voy despojando de cada una de las prendas que me cubren, liber?ndome. Cuando mi cuerpo se encuentra completamente desnudo detengo mi mirada sobre cada uno de los asistentes; me observan atentamente. Respiro. Cojo mucho aire por la nariz y me llevo las manos a la cabeza. Hundo con fuerza los dedos y desgarro la piel del cuero cabelludo. Todos chillan de miedo y sorpresa. Es lo que esperaba.
De la parte rota de mi cr?neo emerge una luz impresionante que se va haciendo m?s brillante y extensa a la vez que voy abriendo y quitando la piel que me conten?a. Os veo y finalmente pod?is vosotros contemplarme a mi. S?, soy yo, mi aut?ntico yo. No lo creer?is, pero yo tampoco sab?a que estaba aqu? dentro hasta hace relativamente poco.

Me aturde una sensaci?n rara y, de repente...

No tengo ni idea de d?nde me encuentro. Mis ojos se cruzan con los tuyos.
? ?D?nde estoy? ?Qu? ha pasado? ? Te pregunto.
? Shhhhh... No te preocupes, est?s a salvo. Te est?bamos esperando. Has tardado algo m?s de lo previsto, pero no importa.
Me acaricias el pelo y me coges la mano. Yo sigo haciendo las mismas preguntas pero por ahora no hay respuesta. Quien iba a sorprender a los dem?s est? sorprendido.
Es curioso pero creo que te conozco de siempre -pienso mientras recorremos una amplia estancia que parece un invernadero.
? Y as? es ? me dices. Te me acercas y me besas. Primero un beso fugaz y delicado, despu?s compartimos m?s, pero ahora son apasionados. Siento cierto mareo debido a la intensa emoci?n. Rompo a llorar. -?Dios m?o! ?He vuelto a casa! ?Contigo!. De golpe recuerdo. Todo se asemeja a un mal sue?o. Pero eso no tiene ya importancia. Estamos juntos otra vez y no pienso hacer ninguna otra tonter?a que nos vuelva a separar.

Ya realic? el trabajo, cumpl? mi misi?n y ahora recibo mi recompensa: T?.


Publicado por darthseid @ 20:00  | Relatos

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios