S?bado, 09 de abril de 2016

— ¡Pinocho! ¡Pinocho! ¡Me das verdadera lástima!

— ¿Por qué te doy lástima?

— Porque eres un muñeco y, lo que es peor aún, porque tienes la cabeza de madera.

Al oír estas palabras saltó del suelo Pinocho muy enfurecido, y cogiendo un mazo de madera que había sobre el banco, se lo tiró al grillo-parlante.

Quizás no creía que iba a darle; pero, por desgracia, le dio en la misma cabeza, y el pobre grillo apenas si pudo decir cri, cri quedó aplastado en la pared.

Las aventuras de Pinocho (1883), de Carlo Collodi

Publicado por darthseid @ 16:22  | Citas

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios